Categorías

Productos recomendados de Castillo Perelada

La elaboración de vino en el Castillo Perelada está documentada ya desde la Edad Media, tal y como lo atestiguan varios documentos y pergaminos de la época que se conservan en la biblioteca. Cuando Miguel Mateu compró este conjunto monumental en 1923 uno de sus principales objetivos fue la revitalización de esta tradición vitivinícola, una tradición que hoy se encuentra más viva que nunca y que ha incorporado la más moderna tecnología para elaborar unos vinos que sacan el máximo partido de los matices de los suelos y viñedos del Empordà.
La elaboración de vino en el Castillo Perelada está documentada ya desde la Edad Media, tal y como lo atestiguan varios documentos y pergaminos de la época que se conservan en la biblioteca. Cuando Miguel Mateu compró este conjunto monumental en 1923 uno de sus principales objetivos fue la revitalización de esta tradición vitivinícola, una tradición que hoy se encuentra más viva que nunca y que ha incorporado la más moderna tecnología para elaborar unos vinos que sacan el máximo partido de los matices de los suelos y viñedos del Empordà.

foto_0.jpg?itok=KdxlGnTx




Tres Generaciones
Miguel Mateu Pla fue una personalidad singular. Su padre, Damián Mateu, cofundador de los automóviles Hispano-Suiza, fue quien le inició en el mundo empresarial. Pero Don Miguel desarrolló además una vocación política que le llevaría a ser Alcalde de Barcelona y Embajador de España en París. Todas estas actividades le hicieron coincidir a lo largo de su vida con innumerables personajes públicos de talla internacional, tanto de la esfera política como cultural.
miguelmateu.jpg?itok=NrEEH5eV


Precisamente en el mundo del arte y la cultura destacó de forma extraordinaria Miguel Mateu. Su admirable sensibilidad hacia las manifestaciones artísticas de la más diversa índole lo convirtió siendo aún muy joven en uno de los mayores coleccionistas de su tiempo. En 1923 compró el conjunto monumental del Castillo de Peralada, compuesto por el impresionante castillo que había pertenecido a los condes de Peralada, los jardines y un antiguo convento carmelita anexo.

A partir de ese momento, Don Miguel hizo de Peralada su particular centro de arte, reuniendo allí sus colecciones de vidrio, pintura, cerámica, etc. De esta manera, a lo largo de los años dio forma al Museo del Castillo que hoy abre sus puertas al público.

Arturo Suqué tomó las riendas de Perelada tras la muerte de su suegro Miguel Mateu en 1972. Durante decenios, lideró una profunda transformación basada en la obsesión por la calidad y con un objetivo fundamental: hacer de Perelada una de las bodegas más prestigiosas del país.

Fieles al amor que Miguel Mateu sentía por la cultura, Arturo Suqué y su esposa Carmen Mateu iniciaron el Festival del Castell de Peralada, un evento cultural reconocido internacionalmente.

Por su parte, Javier Suqué Mateu ha centrado su labor al frente de la bodega en una apuesta por los vinos de calidad, plantando y adquiriendo viñedos y formando un equipo de enólogos de gran prestigio. Cabe destacar además la importante labor realizada en el campo de la investigación, a través de la cual Perelada intenta aprovechar al máximo el enorme potencial vitivinícola del Empordà.


La Bodega
Perelada ha visto siempre reconocida su apuesta por la calidad a través de la gran aceptación que tienen sus vinos a nivel internacional. En los años 60, el éxito en el Reino Unido del entonces llamado “Champagne Rosado de Castillo Perelada” fue la causa por la que los productores de espumosos de la región francesa de Champagne recurrieron ante los tribunales para obtener la exclusiva en el uso del nombre de su denominación. Y lo consiguieron, por lo que las otras regiones tuvieron que buscar denominaciones alternativas. En el caso español, esto daría lugar al nacimiento de la D.O. Cava. En cualquier caso, lejos de perjudicar a Castillo Perelada, el conflicto supuso una beneficiosa publicidad gratuita para la bodega.

 cp_granclaustre1_ar.jpg?itok=f3DOg4MW   cp_pupitres4_ar.jpg?itok=83dzLbB-   cp_depositos_color_ar.jpg?itok=Bp_j12w9   cp_barricas2_ar.jpg?itok=jv2Klchk


A lo largo de las décadas, los vinos de Castillo Perelada han tenido el honor de ser seleccionados para banquetes oficiales de indudable relevancia histórica, como el de la coronación de S.M. el Rey Juan Carlos I, el de la boda de los Príncipes de Asturias o los de las visitas de los presidentes de Estados Unidos Dwight Eisenhower, Richard Nixon y Gerald Ford.

Como es natural, los intereses de Perelada se centraron desde sus inicios en la D.O. Empordà. Es en esta área vitivinícola donde la bodega ha venido procediendo regularmente a la adquisición de nuevos viñedos y a la plantación selectiva de distintas variedades de uva, basándose siempre en la investigación llevada a cabo por un experto equipo de viticultores y enólogos.

La compra en 1979 de una bodega en Vilafranca del Penedès, centro neurálgico de la DO Cava, permitió a Perelada ampliar su capacidad de producción y situarse entre los principales elaboradores de este espumoso.

Los vinos de Perelada han sido merecedores de multitud de premios en concursos nacionales e internacionales. En este sentido, las tres medallas de oro y dos de bronce conquistadas en la V Sélection Mondiale des Vins, Alcool et Liqueurs de París en 1967 marcaron uno de momentos clave en la historia de la bodega. Pero ha sido en los últimos años cuando los vinos de Perelada se han situado entre los más laureados de España gracias a las medallas ganadas en certámenes como el Concurso Internacional de Vinos Bacchus, Vinalies Internationales, Challenge International du Vin, Concours Mondial de Bruxelles, International Wine & Spirit Competition, Decanter World Wine Awards o Mundus Vini.
Más
Mostrando 1 - 10 de 10 artículos
Mostrando 1 - 10 de 10 artículos

Menú

Código QR

Vistos recientemente

-