Conoce mejor el vino tinto: Variedades de uva de los vinos tintos en España

Conoce mejor el vino tinto: Variedades de uva de los vinos tintos en España

El vino tinto es uno de los productos más emblemáticos producidos en nuestro país, que forma parte de una cultura muy respetada, la vinícola. Parte del selecto grupo que conforma los considerados “mejores vinos del mundo” está compuesto por algunos vinos españoles, entre ellos el vino tinto.

Directamente relacionado tanto con algunos de los platos más representativos de nuestra gastronomía como con actos sociales o puro disfrute personal, el vino tinto tiene una personalidad mitológica. No en vano forma parte tanto de la mitología romana (el dios Baco enseñó a los humanos a hacer vino), como en la griega, egipcia y persa.

Rico en cultura y matices sensoriales, para disfrutar de un buen vino tinto se puede ir más allá de descorcharlo y servirlo a la temperatura adecuada. Hay todo un ritual alrededor de la cata y disfrute de cada vino: desde el acto de comprar vino tinto, como descubrir sus orígenes, pasando por el tipo de sacacorchos y decantador empleados, y la forma de servirlo y beberlo, disfrutar de un vino tinto puede ser una experiencia muy especial.

Detalles para conocer el vino

Si conocer el origen de un vino forma parte del ritual de su disfrute, hay que empezar por distinguir la variedad de uvas que dan lugar al vino tinto.

Cuando el vino va a acompañar una comida, conocer el tipo de uva ayuda a establecer un buen maridaje del vino con el menú. Por este motivo a la hora de comprar vino tinto merece la pena hacer uso de algún que otro conocimiento previo.

Lo que otorga al vino tinto su color característico viene determinado por la piel de la uva, y no por la pulpa, que es incolora, a excepción de la uva tintorera. Los pigmentos de la piel pasan al vino durante la etapa de su maceración, que es cuando conseguirá su color definitivo.

El vino tinto tiene más calorías que el blanco, así como mayor nivel de alcohol.  Pero también hay que destacar que el contenido en minerales del vino tinto es mayor, como también lo es su digestibilidad respecto a la del vino blanco, mucho más ácido.

La variedad de la uva será lo que determine la diferencia de los vinos entre sí. El clima, el terreno, el cultivo y la forma de elaboración serán los factores condicionantes de  los distintos tipos de uva, de las cuales solo un porcentaje muy bajo es apto para elaborar vino.

Cuestión de tipos de uvas: de las autóctonas a las internacionales.

Una de las cosas de las que puede presumir este país es la de ser una de las mejores zonas vinícolas del mundo. En España las variedades de uva para elaborar vino tinto se clasifican en autóctonas e internacionales.  En lo que variedades autóctonas se refiere, se calcula que hay unas 140 entre las más de 200 variedades de uva cultivadas.

La variedad de uva Tempranillo es la de mayor extensión en España, cultivada desde siempre en la Rioja y extendida a todo el país. Produce un vino poco ácido, muy frutado, y con alta graduación alcohólica. En boca se aprecia sedoso, amable y con una finura de taninos.

La variedad de uva Bobal, procedente de la región valenciana, produce vinos tintos frutales, poco alcohol y notable acidez. De color rojo intenso y aroma de frutas rojas y especias.

La uva Cariñena o Mazuelo, que se suele cultivar en Cataluña, Navarra y La Rioja, también de da un vino de gran acidez, y a veces se utiliza como base de los vinos Tempranillo.

La uva Garnacha tinta es la que más se planta en este país (Cataluña, Rioja, Navarra, Madrid, Zaragoza y Toledo) y con ella se produce un vino tinto que destaca por su equilibrio, color poco intenso, cuerpo carnoso y sabor afrutado.

La uva Graciano (la Rioja y Navarra) ofrece vinos de color intenso, muy aromáticos y estructurados, con elevado contenido en azúcar y óptima acidez.

La uva Mencía (Galicia, Asturias, Santander y León) produce vinos que destacan por su acidez, color frambuesa intenso, aroma frutal y paladar aterciopelado.

En Cataluña, Levante y Albacete se cultiva la uva Monastrell, que da origen a un vino tinto aromático, potente, afrutado, corpóreo y de potente graduación alcohólica.

En cuanto a variedades internacionales se refiere, la Cabernet Sauvignon es la más internacional, cultivada en casi todas las zonas productoras de vino tinto. Produce un vino vivaz y muy aromático (trufa, grosella, café, hierbas aromáticas….) y de color intenso.

La uva Merlot (Cataluña, Navarra, Huesca, Ribera del Duero, Murcia y Alicante) da un vino que destaca por su característico aroma: frutas silvestres, violeta, champiñón, eucalipto, cassis y tabaco. Fino, elegante y de textura aterciopelada.

En Castilla La Mancha y Murcia se cultiva la uva Syrah, dando como resultado un vino de calidad, muy coloreado,  con aroma a frutos negros y violetas. De gran corporeidad y elevada graduación alcohólica, este vino tiene un elevado extracto seco.

La uva Pinot Noir (procedente de Borgoña y cultivada en Cataluña principalmente) produce un vino de gran calidad, suave, afrutado, fresco, con un toque de acidez agradable y aroma a frutas rojas.

Comprar vino tinto con la certeza absoluta de acertar no siempre es fácil, tampoco para los profesionales. Pero afortunadamente, el abanico de vinos de nuestro país es tan extenso y excelente que la posibilidad de escoger un vino que nos haga disfrutar es muy elevada. Merece pues la pena comprobarlo. ¡Salud!

Publicado por 30/01/2019 Home, Lo que estamos bebiendo 0 2093

Artículos relacionados

Cómo abrir una botella de vino sin descorchador

Cómo abrir una botella de vino sin descorchador

Lo que significa ser VERDE

Sostenible, biológico, orgánico, ecológico y biodinámico son las palabras de moda utilizadas por todas las bodegas....

Deja un comentarioDeja una respuesta

Debe estar registrado para publicar un comentario.

Menú

Código QR

Vistos recientemente

-

¡Te enviamos un descuento de 10€* a tu email!