Maridaje con cava: el compañero perfecto para muchos platos. ¡Atrévete a probarlos!

Maridaje con cava: el compañero perfecto para muchos platos. ¡Atrévete a probarlos!

El maridaje es el arte de combinar armónicamente alimentos y bebidas, buscando el equilibrio de sabores entre ambos, a la vez que buscamos el crear nuevas sensaciones. En el maridaje con cava, la textura y el sabor de cada alimento y de cada espumoso reaccionan de manera diferente al mezclarse. Encontrar la combinación adecuada de ambos hará que la experiencia de comer sea mucho más placentera.

Por eso, antes de comprar cava, es importante saber qué tipo de espumoso encaja mejor con cada tipo de alimento. En general, solemos asociar al cava a grandes celebraciones y poco más. Pero lo cierto es que la versatilidad de esta bebida nos permite combinarla con casi cualquier alimento. Por eso, antes de comprar cava, es mejor tener claro cuál es el más adecuado para realzar y complementar el alimento o el plato que vamos a degustar.

Las claves del maridaje con cava

Los cavas los podemos clasificar según su contenido de azúcar y en función de la crianza. Eso determina una amplia variedad entre la que elegir en el momento de comprar cava.



En función a la cantidad de azúcar que contiene, el cava se divide de la siguiente manera:

  • Brut Nature: 0-3 gramos de azúcar por litro.

  • Extra Brut: hasta 6 gramos por litro.

  • Brut: hasta 12 gramos.

  • Extra Seco: entre 12 y 17 gramos.

  • Seco: entre 17 y 32 gramos.

  • Semi Seco: entre 32 y 50 gramos.

  • Dulce: más de 50 gramos por litro.

Por otro lado, en base a la crianza, podemos dividir los cavas de la siguiente forma:

  • Joven: Desde los 9 meses (el tiempo mínimo para poder ser considerado cava) hasta los 15 meses.

  • Reserva: Un mínimo de 15 meses hasta los 30 meses.

  • Gran Reserva: Un mínimo de 30 meses.

Teniendo en cuenta estas dos clasificaciones, podemos establecer una tabla general de maridaje con cava:

  • Platos grasos: cava Brut Nature y Extra Brut.

  • Platos ácidos: cava Brut y Extra Seco.

  • Platos dulces: cava Semi Seco, Dulce, Rosado.

  • Platos suaves y ligeros: cava Joven.

  • Platos fuertes y/o especiados: cava Gran Reserva.

  • Aperitivos (marisco, ostras, jamón, croquetas, canapés o queso): podemos elegir un cava Brut.


Un cava para cada plato

Como la tabla anterior era muy general y trataba el tema a grandes rasgos, ahora desglosaremos el tema del maridaje con cava de una manera más detallada. De esta manera, veremos qué espumosos son los más adecuados para madirar con ensaladas, con pasta, con arroces, con mariscos, con pescados, con carnes y con los postres.

  • Ensaladas: Con las nuevas variedades de ensaladas, la incorporación de nuevos elementos como las frutas y la cada vez más amplia gama de vinagres (entre la que podemos encontrar por ejemplo vinagre de cava), hacen del cava un complemento ideal para las ensaladas. Los más recomendables son el Brut Joven y el Brut Reserva.

  • Pasta: En general, por su sabor neutro, la pasta nos permite combinarla con el cava que más nos guste. Nos basta con condimentarla a nuestro gusto. De todas formas, son muy recomendables el Brut Nature, el Brut o el Extra Brut Reserva.

  • Arroz: Los arroces, muy especialmente si hablamos de paella, es uno de los mejores maridajes con cava, una de las mejores armonías de sabores. Sobretodo si se trata de un Brut, un Extra Brut o un Rosado.

  • Marisco: El cava tiene la habilidad de potenciar el sabor y la intensidad aromática de los mariscos. Por ese motivo es también uno de los maridajes más interesantes. Recomendables son el Brut Nature, el Reserva y el Gran Reserva.

  • Pescado: Es especialmente interesante la combinación del cava con los pescados azules, ya que el efecto carbónico ayuda a compensar la sensación grasa en la boca. Son aconsejables cavas untuosos y estructurados, como un Brut Nature, un Reserva o un Gran Reserva. En cambio, el pescado blanco, con una textura delicada y un sabor más fino, es mejor un cava con notas más finas, algún tipo de Brut Nature.

  • Carne: Es destacable la armonía del cava con las aves y las carnes blancas, pero también es un excelente acompañante del cordero, los estofados y los carpaccios. Si quieres comprar cava, unas buenas elecciones son un Brut Nature, un Brut Reserva o un Gran Reserva.

  • Postres: En líneas generales, para que el postre armonice con el cava es conveniente maridar con Semi-seco o Dulce, en función de la acidez del postre y de su contenido de azúcar. Pero teniendo en cuenta la evolución de la repostería y la nuevas tendencias hacia sabores dulces más ligeros, el uso de frutas frescas, los sabores salados, etc., también podemos maridar con cavas menos dulces.


Maridar con cava puede ser toda una experiencia para el paladar. Tan sólo tienes que atreverte a probarlo.


Fuente de las imágenes:
Decantalo, Jamon Iberico Gourmet, Godea, Mascaró

Publicado por 10/09/2018 Home, Maridajes 0 757
Etiqueta: cava, maridaje

Deja un comentarioDeja una respuesta

Debe estar registrado para publicar un comentario.

Menú

Código QR

Vistos recientemente

-

¡Te enviamos un descuento de 10€* a tu email!

Comparar 0